sábado, 31 de enero de 2015

Construcción de un sistema de vehículos Transtrailer en escala H0



     El sistema Transtrailer es un sistema de transporte combinado ideado para facilitar el intercambio modal entre el ferrocarril y la carretera. Es un método de carretera rodante que básicamente consiste en el transporte ferroviario de las cajas (trailers) de los camiones articulados.

     A diferencia de otros métodos de transporte bimodal ferro-carreteros o de carretera rodante, la originalidad de este sistema consiste en que mediante este método la propia caja del tráiler hace de vehículo ferroviario. Para ello el tráiler se asienta por delante y por detrás en unos transportines o bogies construidos específicamente para ello. De esta manera se obtiene como ventaja la reducción de la masa muerta (tara del vagón más el tráiler) y la disminución de la longitud de los vehículos respecto a la carga útil, es decir el método Transtrailer consigue transportar más carga útil con el mismo peso bruto total y menor longitud del tren.



     A pesar de estas ventajas comentadas, este ingenioso método de transporte bimodal, apenas ha despertado el interés de las administraciones ferroviarias europeas, aunque se pueden ver trenes de este tipo en algunos países iberoamericanos. 




Distintas fases de la composición de un tren real

     La aparente simplicidad de este sistema hace que sea fácilmente reproducible en nuestra maqueta a escala, ya que para formar un tren de camiones solo necesitamos pequeños elementos, fundamentalmente los rodales ferroviarios, evitando tener que replicar los vagones completos. El tren biomdal lo podremos hacer tan largo como queramos. Para las cajas de los trailers podemos utilizar los de camiones en escala 1:87 que abundan en el mercado con gran variedad de fabricantes y precios. Los aquí mostrados costaron unos tres euros cada uno.

El tractor de maniobras prepara el tren en nuestra terminal

     El elemento fundamental del sistema Transtrailer es el rodal ferroviario, que consiste en un bogie sobre el que apoyan dos cajas y donde se articula el conjunto. El elemento de rodadura ferroviaria es un bogie para vagón de mercancías de la marca Electrotrén. 

Elemento principal: bogie con apoyos de acoplamiento

Transportín en la terminal junto a un vagón convencional

Composición seccionada donde se
 aprecia el apoyo de una nueva caja móvil

Nueva caja ya acoplada a la composición

     Sobre el centro de giro del bogie se monta una pieza que consta de una base perforada en el centro para alojar las pestañas que permiten el giro del conjunto. Sobre esta base se coloca un apoyo que soporta las cajas-trailers. En un lado se hace una plataforma fija en la que se apoya la parte trasera del tráiler. Para acoplar esta parte, es necesario retirar el paragolpes trasero del camión. En el otro lado del transportín disponemos una pequeña base plana en la cual insertamos un fino tornillo sobre el que pivota la otra caja. Para que el giro se efectúe correctamente en el tráiler habrá que taladrar un fino agujero en el cual se introduce el tornillo de giro. Como se puede apreciar en las fotografías, la distancia entre las cajas de cada tráiler se ha sobredimensionado respecto al modelo real. Esto es inevitable para que nuestro conjunto pueda girar en las curvas de nuestra maqueta de radio mucho más reducido que el que correspondería a la escala exacta.

Composición transtrailer en la maqueta de ATAF

     Para la realización del apoyo del transportín se puede utilizar poliestireno, elemento que es muy fácil de trabajar, o incluso madera. En el caso de que queramos construir muchos elementos de este tipo para formar un tren largo y si queremos evitarnos el trabajo repetitivo podemos hacer un molde de silicona de esta pieza y replicarlo en resina.

Elementos constructivos en distintas fases.
Como se aprecia a la derecha, el zócalo principal
está realizado con resina moldeada.
      En los bogies extremos debemos añadir los elementos de enganche y topes. La base de estos elementos es la misma que la que utilizan los conjuntos intermedios, pero en el extremo en el que se enganchan al resto de nuestros trenes añadimos el enganche y hacemos una viga porta-topes. En el pequeño espacio disponible entre los topes y la primera caja he incorporado dos barritas metálicas que simulan depósitos de aire y que tienen como misión contrapesar el conjunto, ya que este elemento tiende a desequilibrarse por el peso del primer tráiler.

Elemento extremo con contrapesos y topes

     Una vez montados nuestros transportines y adaptadas las cajas de los trailers para que encajen realizamos las pruebas dinámicas de circulación. Al acortar el empate entre los bogies y reducir el número de éstos para todo el tren, los resultados suelen ser bastante satisfactorios. Si todo funciona correctamente, pintamos los elementos ferroviarios de color negro y pegamos en los laterales del bogie la rotulación de la administración ferroviaria correspondiente realizada con una impresión de ordenador con cartulina. 

La locomotora titular se ha acoplado a la
 composición  lista para iniciar el servicio


   Si las cajas de nuestros camiones son variadas y llevan publicidad el resultado final será más variopinto y vistoso.

A nuestro tren le hemos acoplado unos vagones porta-contenedores
 convencionales y sale de la terminal.
Obsérvese que con este sistema ahorramos
 espacio a la hora de transportar más carga.
CS

No hay comentarios :

Publicar un comentario