sábado, 1 de agosto de 2015

Construcción de un talgo BT auscultador (1)


     En esta ocasión afrontamos un nuevo proyecto de realización de un modelo de tren en escala H0, en este caso es el tren de auscultación de vía y catenaria de Adif conocido como Talgo BT.


     Este trabajo lo considero como un experimento ya que he probado técnicas nuevas de construcción, montaje y pintura. También hay que decir que el modelo presenta mayor dificultad que el de los trenes que hemos ido presentando en esta serie de modelismo. Al ser la primera vez que utilizo estas técnicas el resultado no ha sido todo lo satisfactorio que cabría esperar pero aun así después de varios meses de trabajo el resultado es el que se muestra a continuación.

     Dada la complejidad del modelo y la multitud de etapas seguidas, el proceso se presentará en varias entradas en el blog, que se irán publicando sucesivamente en próximas fechas y de las cuales esta es la primera entrega.






Las cabezas del tren




     En la elaboración de este modelo nos encontramos con la gran dificultad que supone la realización de testeros aerodinámicos. Las pronunciadas líneas de las cabinas del tren se pueden reproducir por varios métodos, pero yo he elegido el de la realización de unas piezas de resina, que posteriormente acoplaremos a las cajas de los coches. De esta manera nos aseguramos que las dos cabinas tendrán la misma forma y tamaño. El proceso es el mismo que si fuésemos a replicar cualquier pieza realizada con resina polimerizada bicomponente a partir de un molde de silicona.




     Comenzamos realizando un boceto en plastilina a partir de planos a escala que muestren el mayor detalle posible. Este trabajo hay que hacerlo con mucha paciencia y sin prisa. Cuanto más tiempo dediquemos a esta etapa, mejor será el resultado. Podemos hacer y rehacer los detalles que queramos en nuestro original de plastilina las veces que queramos. No debemos dudar en volver a empezar la construcción del modelo si el resultado no es el que pretendemos, puesto que los errores que cometamos ahora serán reproducidos por el molde y quedarán trasvasados a las piezas de resina finales. Adaptado al tamaño del patrón original de plastilina haremos un contenedor para el molde de silicona. Conviene “pintar” con vaselina líquida la parte expuesta de la plastilina para que la silicona no se pegue al original. Una vez mezclada la silicona virgen con el catalizador y mezclados ambos, vertemos la colada sobre el contenedor y esperamos el fraguado. Con la silicona endurecida podemos quitar el bloque de plastilina original. El resultado será el molde para nuestra pieza de resina.








     Como en nuestro caso queremos tener la cabina hueca, procedemos a realizar una nueva pieza de plastilina de menor tamaño que la cabina original y que introduciremos en el molde de silicona asegurándonos de que no toca en él. Esto nos permite ahorrar resina y facilita el vaciado de la cara interior de la cabina. Para replicar con resina la cabeza del tren que habíamos realizado en plastilina, preparamos la cantidad adecuada de los dos componentes que reaccionan (polimerizan) para formar la resina endurecida: isocianato y poliol. Estos componentes los debemos mezclar rápidamente en proporción de mitad y mitad. Vertemos la mezcla en el molde y esperamos que endurezca. Gracias a la flexibilidad de la silicona podremos desmoldar fácilmente y sacar la pieza de resina que formará nuestra cabina. Este proceso habrá que repetirlo otra vez, puesto que las cabinas son dos. De esta manera obtendremos dos piezas exactamente iguales.




(Continuará)

No hay comentarios :

Publicar un comentario